domingo, 25 de marzo de 2018

SAGRADAS PIEDRAS...

No vamos a hablar acá de magia, sino de sabiduría ancestral. Estamos en una época en que ya todos los secretos de los antiguos están llegando a la puerta de la casa de cada uno; por merecimiento o no, pero así es…hasta que nuestra mente se amplifique, se transforme, sea capaz de almacenar, canalizar y transferir... tal como lo hacen los cristales y gemas en general.
Retomar el conocimiento de nuestros ancestros es un deber de todos. Por el momento, hemos elegido este tema que es dulce y fuerte a la vez: cómo influyen las energías de las piedras en el aspecto más cotidiano y más elevado en cada uno de nosotros y de los que nos rodean.
Si las piedras no tuviesen “vida”, Dios no las hubiese elegido para propósitos colaborativos humanos y de la naturaleza en general. Sus especiales vibraciones transforman y ayudan a lograr buenos objetivos para sí mismos y para otros.Las piedras sí están vivas... !!!

En este artículo vamos a observar las características de doce piedras, que  -por su carácter sagrado-  debiéramos tomar en consideración para una introducción al estudio de éstas (Éxodo, Cap.28, 17-21). Cada gema corresponde a una de las tribus de Israel, señalando una energía distinta, pero complementaria. Todo esto fue ayudado por Urim y Tumin, dos fantásticas piedras que tienen un concepto amplio y abstracto que no abordaremos en esta oportunidad, pero sí sugerimos entrar al video "Los secretos del pectoral" en youtube, porque el rabino Aharon Shlezinger lo explica de manera magistral.

Estuvimos chequeando la Biblia Hebrea (Edit. Sigal, Buenos Aires, 2010) y también la Biblia Católica (Edit. Montaner y Simón, Barcelona, 1961); del mismo modo, el Comentario al Texto Hebreo del Antiguo Testamento de línea cristiana-evangélica (Edit. Clie, Keil & Delitzsch, Barcelona 2008) y optamos por la enumeración de las piedras de la Biblia Hebrea, por ajustarse más a la traducción literal del Shmoth (Éxodo).

C O R N A L I N A (sardo, sardio):

En tiempos pretéritos, los babilonios y romanos usaban esta piedra roja para sellos y grabados. En ciencias marginales como la litomancia (adivinación mediante las piedras) o geomancia (interpretación mediante líneas, puntos o círculos) se utilizaban para provocar prosperidad y paz y para su uso en el día jueves desde una observación del elemento aire (respectivamente).
Los egipcios más antiguos la usaban para diseñar corazones como una forma de amuleto en los ritos funerarios. En la mitología se dice que se relacionaba con los dioses Horus y Amón y que, en el caso de la diosa Isis -quien actuaba como psicopompa-  acompañaba a las almas de los difuntos con esta piedra. También estaban hechos con esta piedra elementos mortuorios como la Hebilla (en la mano derecha; cinturón de Isis) y el Tet (mano izquierda; cuatro barras horizontales, emblema del tronco del árbol en que Isis escondió el cuerpo inerte de Osiris y símbolo de los cuatro puntos cardinales.
Para los celtas esta piedra está asociada al árbol acebo que simboliza el aspecto siempre fértil de la psique e irradia el rojo de la vida. Los druidas creían que constituía una protección contra los golpes del rayo y también la utilizaban como una protección contra los demonios o espíritus del inframundo. Arquetípicamente se le asociaba a la deidad Danu. Se le relaciona con los nacidos entre el 8 de julio y 4 de agosto,
Es una piedra energizante; ayuda al sistema digestivo, las facultades mentales y el hígado; detiene las hemorragias. En general, las piedras rojas colaboran en temas de sexualidad humana, son estimulantes y dan vitalidad a los convalecientes.
Las piedras rojas se consideran curativas y favorecen todo lo intelectual.
En el Tarot esta piedra está relacionada con la carta de La Justicia: oportunidad para poner en práctica los planes; situaciones adversas, pero superadas; tiempo de madurar.
Para finalizar, diremos que algunas propiedades de esta piedra son: el coraje, la creatividad, la curación, la elocuencia, la energía sexual, la protección.
En lengua hebrea esta piedra se llama Odem (אדם), “rojizo”. Es interesante mencionar que la palabra Adam (el primer hombre) también tiene la misma grafía (אדם), pero distinta pronunciación, de acuerdo a las “vocales” que no vemos, pero que existen… (cosas del mundo hebreo…).
Estoy contenta de saber algo del idioma Hebreo, porque puedo entender algunas etimologías; entre ellas, la que acabo de mencionar...

T O P A C I O:


Muchas veces se le confunde con el citrino, pero hay que considerar que tienen propósitos energéticos distintos.
Se le llama “piedra del cielo”, una manifestación del origen de la creación. También se le llama “amante del oro”.
Es una piedra que se relaciona con la esfera Tiferet en El Arbol de La Vida (Cabalá).
Si es obsequiada tiene un efecto más espiritual que si la compramos.
Es una piedra muy dura, eléctrica y volátil relacionada con el sol, muy apropiada contra temas oscuros o delicados. Los antiguos llevaban esta piedra amarrada con un pelo de asno y se ponía en el brazo izquierdo.
Es una piedra que atrae el amor, no solo de pareja, sino el amor en términos más amplios y expansivos. Ayuda en los dolores de cabeza, insomnio y depresión. Establece auras protectoras y eleva el ánimo. Ayuda en el reconocimiento kármico, vidas pasadas, toma de decisiones. Facilita alejar malos espíritus.
En general, las piedras amarillas producen sensaciones de bienestar y felicidad. Estimulan el sistema nervioso y aportan equilibrio.
En el Tarot se relaciona con la carta El Hierofante (El Papa).
Para los celtas esta gema se asocia al árbol espino (su dimensión espiritual). Los druidas la consideraban como una piedra de fortaleza porque tenía la energía del sol. Arquetípicamente se le relaciona con el dios guerrero Govannan. También se le asocia a los nacidos entre el 13 de mayo y el 9 de junio.
Para finalizar, diremos que algunas propiedades de esta piedra son: la salud, la riqueza, los honores, la dieta, la prosperidad en todos los ámbitos, la protección.
En el idioma hebreo esta piedra se llama Pitedah (פטדה). 


E S M E R A L D A:
Maravillosa piedra del corazón; se relaciona con el don de la profecía y experiencias psíquicas. Atrae prosperidad y mucha paz, cultivando la sabiduría y la empatía. Ayuda en los problemas emocionales fuertes, por eso se recomienda para temas vesiculares y todos los órganos cercanos.
Desde la Antigüedad ha sido una gema apreciada por su fina belleza y por la creencia en la sanación de los ojos.
Fue utilizada como amuleto por egipcios, hindúes, griegos, incas y romanos. También los musulmanes la usaron para hacer inscripciones del Corán en ella. Se le llama “piedra del cielo” por los nativos estadounidenses, ya que está la creencia que une la tierra y el cielo. También ellos la asocian con la lluvia, la sangre y todos los símbolos del ciclo lunar: testimonio de fertilidad. Para los aztecas era símbolo de la primavera, asociándola con el quetzal (pájaro), porque éste tiene plumas verdes, tal como la esmeralda. Actualmente Colombia es el país que la difunde ampliamente. Cuando estuvimos allá el año 2002 nos regalaban a todos raspaduras de esmeralda, sin problema alguno, en todas las joyerías.
Cuenta el mito que se encontró una esmeralda gigante en la cueva donde fue enterrado el dios egipcio Thoth y que en esa tabla fueron registrados elementos ocultistas (Tabla Esmeralda).
Para los celtas, la esmeralda se relaciona con la parra. El fruto de ésta mantiene su potencia espiritual. También se le asocia al carácter arquetípico de Ginebra y a los nacidos entre el 2 de septiembre y el 29 de septiembre.
La reina Cleopatra llevaba esmeraldas y perlas, una combinación que le encantaba.
Atahualpa, último rey inca del Perú, llevaba esmeraldas en su corona.
Está en la esfera de Netzaj de El Árbol de La Vida, ayudando en la generosidad.
En litomancia simboliza la fidelidad y la constancia.
En el Tarot esta piedra se relaciona con la Sacerdotisa: La vida está cambiando. Creatividad para personas del arte. Influencia femenina.
La historiadora italiana Elisabetta Sangalli descubrió esta piedra en la túnica de Jesús ("La última cena" de Leonardo da Vinci). 
Generalmente las piedras verdes potencian el amor, la curación, el mundo natural y los rituales de dinero, al igual que las velas del mismo color.
En idioma hebreo se dice Nofej נפך ) que se traduce como “turquesa”.


R U B Í (carbunclo):
Es una piedra preciosa de color rojo intenso, parecido a la sangre. Por esta misma razón, en la antigüedad la usaban para problemas a la sangre, especialmente para hemorragias. Simbólicamente representa la victoria y la fe.
Los antiguos helenos la llamaban "madre de todas las piedras". Los mismos la relacionan con el tipo de amor de uno de sus mitos: Eros (sensualidad activa) y Ágape (espiritualidad sublime).
Los romanos la consideraban como una piedra del dios Marte, lo que le daba propiedades de nobleza poder y venganza.
Para los celtas el rubí estaba asociado arquetípicamente con el dios Bran y el legendario Rey Arturo. También se relaciona al árbol aliso por ser atrevido, cálido, colorido. Asimismo, a las personas nacidas entre el 18 de marzo y 14 de abril.
En El Arbol de la Vida (Cabalá) podemos ubicarla en la esfera de Geburah que tiene la virtud del valor.
Los hindúes la llaman “reina de las piedras preciosas”. En Birmania se la insertan para que quede dentro del cuerpo y así se sienten seguros contra los males…Los romanos la llamaban "flor entre todas las piedras"
En el Tarot está relacionada con la carta El Emperador: Momento de energía y actividad.
En general potencia la prosperidad material, evita los sueños oscuros, expande lo mágico, actúa como protector, despierta la intuición.
En idioma hebreo se le denomina Barkat (ברקת). 


Z A F I R O:
Es una piedra que eleva la frecuencia vibratoria. Para los alquimistas representa “el aire”. Tal vez por esto se le atribuye el poder de adivinar el futuro.
Se le conoce como "piedra de sabiduría profética". A los piscianos nos llega al alma esta noble gema.
Se le llama “gema suprema”, muy conectada con la energía femenina. Otorga propiedades virtuosas como la alta percepción, la claridad, la alegría y la protección psíquica; induce a la devoción y al conocimiento
Esta piedra azul tiene fama de ser la elegida por los brujitos, ya que se dice que es un protector para la salud y los malos espíritus. Esta idea de piedra mágica viene de Oriente, especialmente de Arabia (frente al “mal de ojo”) e India (por enfermedades, especialmente la peste).
En el Arbol de la Vida está asociada a la esfera de Binah, que tiene la sabiduría del silencio y de lo matrístico.
En la litomancia es símbolo de la percepción y la recompensa al esfuerzo.
Soñar con un zafiro anuncia protección contra la pobreza, las enfermedades y las traiciones.
Hay una leyenda poco difundida, que dice que las Tablas de La Ley proporcionadas por D's a Moisés para albergar los Mandamientos, eran de zafiro.
En el Tarot se le relaciona con la carta El Ermitaño.
La historiadora italiana Elisabetta Sangalli descubrió esta piedra en San Andrés ("La última cena" de Leonardo da Vinci.
En idioma hebreo se le denomina Safir (ספיר). 


D I A M A N T E:
El diamante es una piedra preciosa que armoniza y equilibra todos los chakras, aquellos puntos de energía más sagrados que tenemos en nuestro cuerpo y que nos comunica con algo que no es físico.
Es el símbolo de pureza y fuerza interior, por eso se le relaciona con la fidelidad y los altos valores. Más potente aún si se usa junto al oro.
En el Judaísmo está la metáfora del diamante: “convertirse en diamante”, lo que implica la pureza, la firmeza y la dureza de las convicciones; el trabajo arduo de sí mismo y para los demás. En general: descubrirse a sí mismo; convertirse en alguien invencible en las batallas humanas.
En estos momentos recuerdo dos relatos del Talmud (instrucción, que recoge la ley civil y religiosa del Judaísmo)… que leímos hace varios años en Buenos Aires… sólo por casualidad (aunque se dice que las casualidades no existen…): El diamante del hombre rico que pasó a su vecino pobre y otro en el cual el sacerdote determinaba la inocencia o culpabilidad de una persona, a través de esta piedra. Nuestra tarea es buscar esos relatos talmúdicos… Ya han pasado 10 años desde que lo leímos…
En el Tarot se le relaciona con la carta La Fuerza.
El diamante se ubica en la esfera de Kether en El Arbol de La Vida, que potencia la virtud de la realización.
La historiadora italiana Elisabetta Sangalli descubrió esta piedra en San Juan ("La última cena" de Leonardo da Vinci).
Para los celtas tiene las mismas características arquetípicas que el dios Dagda y que el árbol roble, símbolo de fuerza y realeza. Los druidas lo asociaban a fuerzas sobrenaturales. También lo asociaban a los nacidos entre el 10 de junio y 7 de julio.
Los hindúes creían que los diamantes se habían formado en rocas alcanzadas por el rayo.
En Hebreo se le denomina Yahalom (יהלם).


J A C I N T O:
Es una piedra muy arcaica, de más de 4.000 años de antigüedad. Siempre fue una piedra utilizada como amuleto (especialmente para los romanos), tanto como protección contra el mal, como para curaciones femeninas (momento del parto, por ejemplo) o para curaciones mentales (como problemas del sueño). Sus formas estaban más asociadas a anillos o collares, tanto para hombres como para mujeres. Fueron los griegos que le dieron el nombre como recuerdo de la flor del mismo nombre y cuya mitología habla de un amor imposible, pero que se transforma en una belleza sin igual.
En idioma Hebreo a esta piedra se le llama Leshem לשם ).


Á G A T A:

Hay ágatas de distintos colores, pero las azulinas-celestes son las que nos sirven para el estudio que estamos haciendo, ya que tendrían relación con la tribu de Isacar.
Se le asocia a lo adivinatorio y a todo lo aéreo, por eso su elemento es el aire. La sabiduría ancestral le otorga poderes de protección y fortaleza, a quienes la portan, además de paz y tranquilidad. Para los budistas esta piedra es muy apreciada.
Es una gema que proporciona equilibrio en la zona laringia, la que regularmente se ve afectada por el estrés o el miedo. Ayuda en el sueño y en la armonía, entre lo que pensamos y lo que decimos.
En el Tarot está asociada a la carta de El Loco
En idioma Hebreo se le llama Shebó ( שבו ).

A M A T I S T A:
Es una de las piedras de la sabiduría. Cuanto más oscura sea, ayuda a la parte física del ser humano. Si es clara, potencia el campo energético-espiritual.
Es un cuarzo que calma la ansiedad y la depresión; transforma hábitos; es un limpiador y estimulante espiritual; estabiliza la energía kundalini. Abre y equilibra el chakra de la corona y del entrecejo. Es un cuarzo que eleva los niveles espirituales.
Hay opiniones encontradas en torno a la ayuda para los que somos insomnes o tenemos problemas del sueño. Algunos dicen que poner un cristal de amatista bajo la almohada ayudaría al sueño reparador; otros, en cambio, dicen todo lo contrario. Será tarea de todos estudiar y averiguar más al respecto.
De lo anterior, podemos decir que hay tantas variedades de amatistas que tal vez sea la amatista roja la que sirve como ayuda al insomnio, a diferencia de la amatista de Canadá que sería ideal para las actividades de sanación. También está la amatista ameclorita que es un desintoxicante para órganos. En tanto que la amatista gorra de cristal ayuda a la expansión de conciencia. También ésta ayudaría en los problemas de insomnio… En fin. Hay que seguir averiguando el tema.
Los antiguos atribuían a esta piedra la virtud de impedir la embriaguez de donde deriva su nombre. Se llegó al extremo de creer que con un vaso de agua de amatista podía beberse desmesuradamente sin temor a emborracharse.
Los romanos acostumbraban a grabar en esta piedra cabezas del dios romano Baco. Los mismos, creían que tenía la virtud de hacer conocer en sueños el porvenir a los que la portaban. De todas las piedras, era la preferida por las matronas romanas.
El romano Plinio El Viejo enseñaba a usarla como amuleto contra los venenos y la enfermedad de la gota
Hay una historia mitológica griega muy interesante que explica por qué la piedra amatista lleva ese nombre. El relato cuenta que la una joven griega llamada Amethystos quería conservar su virginidad para siempre, lo que la convertía en una adoradora y protectora de las diosas castas griegas, entre ellas, Artemisa (diosa de la luna, la caza y la castidad). Fue esta misma diosa quien la ayuda a convertirse en cristal para escapar de las persecuciones amorosas del dios Dioniso. Éste, al sentir gran frustración, vierte vino sobre este cristal transparente y así se adquiere el color violáceo de la piedra.
Los egipcios tenían gran admiración por esta piedra. Las convertían en joyas, amuletos y varias cosas más. Al parecer, era la piedra favorita de Cleopatra.
La amatista es una piedra que también usaron los sultanes árabes.
Para los celtas, esta piedra tiene una importancia parecida a la de los griegos, por eso la portaban los druidas. Los celtas la asocian al Avellano y al dios  Ogma
Astrológicamente se le asocia con la estrella Antares (anti-Ares; anti-Marte)  y tiene sintonía con los signos de Sagitario, Capricornio y Aries.
En el Arbol de la Vida (Kabalah) la piedra amatista rige la esfera de Yesod (fundamento), que da la virtud de la independencia.
En el Tarot se le asocia a la carta La Templanza.

En el idioma Hebreo se le llama Ajlamah ( אחלמה  ).

AGUAMARINA (crisolito, berilo):




ÓNIX:




JASPE:





GEMAS PARA EL SACERDOTE HaGadol (Tercer Templo)
De acuerdo a la sabiduría del rabino y sabio español del siglo XIII-XIV Bahya ben Asher cuando esté construido el Tercer Templo, el futuro Sumo Sacerdote (HaGadol) tendrá un pectoral con las siguientes piedras que equivalen a las doce tribus:
Piedra Rubí que correspondería a la tribu de Rubén
Piedra Esmeralda que correspondería a la tribu de Simeón
Piedra Ágata que correspondería a la tribu de Leví
Piedra Aguamarina que correspondería a la tribu de Judá
Piedra Záfiro que correspondería a la tribu de Isacar
Piedra Cristal de Cuarzo que correspondería a la tribu de Zabulón
Piedra Lapislázuli que correspondería a la tribu de Dan
Piedra Topacio que correspondería a la tribu de Neftalí
Piedra Amatista que correspondería a la tribu de Gad
Piedra Crisólito que correspondería a la tribu de Aser
Piedra Ónix que correspondería a la tribu de José
Piedra Ópalo que correspondería a la tierra de Benjamín

Vamos a describir ahora las piedras que no están incluidas en el estudio de líneas arriba:

CRISTAL DE CUARZO (cristal de roca):
Esta gema fue nuestro primer contacto con el mundo maravilloso de las piedras. La perfección de sus formas y la tranquila energía que emana nos enamoraron para siempre.
También se le conoce como cuarzo blanco. Es la piedra -por antonomasia- solidaria para la recuperación del equilibro mental, emocional y físico de los seres humanos y de todo lo viviente.
Desde tiempos remotos está la creencia que el cristal de roca puede servir como amuleto o protector por su relación directa con los dioses, como si tuviese códigos sagrados comunicantes con ellos. De hecho, actualmente todavía los aborígenes de Australia lo usan contra los demonios.
En México se han encontrado muchos cristales de roca; de hecho, varios cráneos de cristal, cuya confección y simbolismo siguen siendo un enigma. Se podría deducir que algo relacionado con la muerte, ya que esta cultura es adoradora de ella, pero lo incierto es sobre el trabajo escultórico; ya que tiene cortes finos y hechos de una sola pieza (sin roturas, ni marcas…).
Es una roca que promueve la meditación, lo psíquico, lo intuitivo. Tiene la propiedad de trabajar con los colores, lo que nos deriva inmediatamente al tema de los chakras.
En el Árbol de La Vida se ubica en la esfera de Maljut, otorgando discernimiento, análisis, discriminación.
En el Tarot se relaciona con la carta El Mago.

En general, el cristal de roca cura, expande el pensamiento, purifica el campo áurico.
Para los celtas el cristal de roca equivale al árbol abedul, porque es considerado un transformador de energía que está relacionado con el comienzo (significado espiritual del abedul). Esta tribu también relacionaba este árbol y esta piedra a los nacidos entre el 24 de diciembre y el 20 de enero. Respecto a los druidas, ellos usaban el cristal de roca para hacerse "invisibles" y viajar lejos sin ser notados. También, es interesante destacar que se le relaciona arquetípicamente con el personaje mitológico Taliesin.

L A P I S L Á Z U L I:
Tener un lapislázuli en Chile es bien común. Siempre alguien regala una cadena o un anillo o un adorno que tiene esta piedra azul, pero pocas veces la gente se detiene a pensar sobre sus propiedades o sus historias o sus usos espirituales o medicinales.
Para los persas era el símbolo cósmico de la noche y, tanto para éstos como para los indígenas precolombinos, se le conocía como “piedra cianea” (dato curioso…). Los egipcios fueron grandes consumidores de lapislázuli, ya sea con usos talismánicos o usos decorativos. Los escarabajos y los dioses eran las figuras favoritas para ellos, en orden a considerarlos como protectores. Los escarabajos porque tenían la creencia de la magia imitativa; esto es: que así como el escarabajo original tenía el poder de regenerarse, lo mismo podía ocurrir con el alma del fallecido si lo portaba como amuleto en el área del corazón. Los musulmanes lo portaban para ahuyentar el “mal de ojo”; de hecho lo usaban como collar, especialmente los niños.
En la mitología se le relaciona con la diosa egipcia Isis y Nut.
Como sabemos que los dolores físicos tienen relación con dolores espirituales, esta piedra ayuda a los problemas de la garganta y del corazón.
Se dice que eleva el ánimo, otorga fuerza y equilibrio. Es una piedra antiinflamatoria.

En el Árbol de La Vida se le ubica en esfera de Jesed, generando la virtud de la obediencia.


LES RECOMIENDO LAS SIGUIENTES PÁGINAS WEB: 
www.forodeminerales.com
www.mineralesdelmundo.com


BIBLIOGRAFÍA:
"La Biblia Hebrea", Sigal, Buenos Aires, 2010
"La biblia de los cristales", Judy Hall, Gaia, Madrid, 2014
"La sabiduría de los cristales", Alejandra Salatino, Kier, Buenos Aires, 2010
"Baraja de las piedras que curan", Helena Galiana, Tikal, Madrid, 2013
"Gemoastrología", Tito Maciá, Sincronia, Barcelona, 2016.
"Indios nativos de Norteamérica", Franz Berman, Ultramar, Barcelona, 1997
"Diccionario de Símbolos", Juan-Eduardo Cirlot, Labor, Barcelona,1969
"Diccionario Bíblico", Crédito Reymo, Mexico D.F., 2005
"Diccionario de Mitología Universal", J.Noel, Vol. I y II, Edicomunicación, 1991
"Breve historia de los celtas", Manuel Velasco, Nowtilus, Santiago, 2011
"La verdad sobre los druidas", Gälic Druham, Ediciones 29, Barcelona, 2001
"Los celtas; magia, mitos y tradición", Roberto Rosaspini, Ed.Continente, B.Aires,1998
"Antiguo Egipto", Alberto Siliotti, Folio, Barcelona, 2007
"Misterios de la arqueología: Egipto secreto 3", Ed.Lincro, Madrid, 2000
"El poder espiritual de la mujer", Diane Stein,  Llewellyn, St.Paul, 2001
"Cristales: curación y energía", Carmen Ballestero, Karma Libros, Santiago, 2002
"Magia y rituales", Cassandra Eason, Océano, Barcelona, 2000
"Adivinatoria", Luz Aguilar, LIBSA, Madrid, 2004
"Amuletos y talismanes", Miriam Araújo, DIPEL, Madrid, 2004
"Amuletos y talismanes", Migene González-Wippler, Llewellyn, St.Paul, 2000
"Magia, hechizos y ceremonias", Migene González-Wippler, Llewellyn, St.Paul, 2000