domingo, 1 de noviembre de 2009

CONCEPTO LITERARIO DE MITO Y LEYENDA



Tanto el mito cono la leyenda pertenecen al género narrativo y constituyen el bagaje espiritual de todos los pueblos.

La leyenda es una expresión literaria primitiva, que tuvo su origen en la tradición oral y en la que los hechos verdaderos coexisten con otros fabulosos. Las leyendas de carácter narrativo y literario surgen debido a la necesidad que tiene el hombre de aludir a lo maravilloso. Las más antiguas que se conocen provienen de la India, pero todos los pueblos la desarrollaron. Algunas, como la de la Mesa Redonda y la de Merlín, el encantador, parecen provenir de antiguas tradiciones celtas; otras no son sino historias desfiguradas. Sus fuentes son frecuentemente hechos históricos deformados por la tradición. Gran parte de la epopeya eran ya conocidos en forma de leyenda. Además de ser cuna de los cantares de gesta , sirvieron también al romancero .

Las características de la leyenda nos permiten conocer las costumbres, sentimientos, ideales, actitudes y maneras de entender la vida de una sociedad a través del tiempo y el espacio.

Por su parte, la literatura entiende el mito como la narración de acontecimientos sagrados y primordiales, ocurridos en el principio de los tiempos entre seres de calidad superior: dioses y héroes arquetípicos, civilizadores, legendarios y simbólicos. Trata aspectos de la naturaleza humana o del universo, cuya analogía suele ser religiosa. Surge de las preocupaciones del origen y destino de la humanidad, por lo que es objeto de estudio de la etnolingüística y conserva muchas veces antiguas tradiciones orales a través del lenguaje de carácter ritual y prelógico. El mito suele estar presente en los autores clásicos, sobre todo en la épica y la dramática . Conviene destacar que el mito no se considera como ficción en la sociedad que lo crea, ya que en él ve una realidad del pasado.

En el contexto popular, el mito es un cuento que no tiene relación con hechos reales, o bien, es una ficción literaria. El límite entre mito y leyenda es muy impreciso, pues sus orígenes son semejantes. En su lenguaje desempeñan un papel de particular importancia la metáfora y la alegoría ; por lo general, las figuras míticas, son simbólicas.

Cabe señalar que el carácter religioso del mito, opera sobre el grupo social con una gran carga de afectividad. Hoy en día, sin embargo, el papel que representó el mito en sociedades primitivas ha sido sustituido por la ideología.

Los mitos se pueden clasificar en “tradicionales” y “de acción”.

a) Los mitos tradicionales consisten en imágenes fabulosas, arraigadas por la tradición en un grupo social.

b) Los mitos de acción constituyen medios para provocar diferentes movimientos en una comunidad.

En los mitos y leyendas se conjugan diversos elementos analíticos, cada uno de los cuales posee características especiales. Estos elementos son: “los personajes”, “el ambiente o marco escénico”, “la trama o motivo”, “la intensidad” y “el estilo”.

a) Los personajes o protagonistas de la leyenda o el mito son los sujetos de los relatos narrados. El estatuto de cada personaje depende de sus atributos y circunstancias, tales como su aspecto exterior, sus actos gestuales y actos del habla, su entrada en escena, su hábitat y la nomenclatura que lo designa. Todos estos factores son numerosos y variables. Cada personaje desempeña un papel. Por ejemplo, el de héroe o el de villano y su discurso debe ser congruente con su caracterización. El proceder del individuo y su perfil humano debe guardar plena armonía. También es preciso destacar que la denominación tradicional de personaje, está siendo reemplazado por otras dos definiciones con mayor rigor en semiótica : el de “actante” y el de “actor”.

b) El ambiente o marco escénico implica tanto el lugar físico, como la época en que se desarrollan los hechos y si estos últimos son verdaderos o falsos.

c) La trama o motivo es el conflicto que motiva la acción del relato. El conflicto conlleva determinada acción que propicia la tensión dramática. Por lo general, la trama se caracteriza por la oposición de fuerzas externa versus interna. La “externa” pone de manifiesto la lucha del hombre con el hombre o con la naturaleza. La “interna” hace patente la lucha del hombre consigo mismo.

d) La intensidad se refiere al desarrollo de la idea principal descartando todas las ideas o situaciones intermedias, todos los rellenos o fases de transición.

e) El estilo corresponde al modo de narrar las leyendas o los mitos. Se manifiesta en forma peculiar de utilizar el lenguaje, la afectividad, la elaboración intelectual y las asociaciones psíquicas; de ahí que algunos narradores de mitos y leyendas se dejen llevar por la sonoridad de las palabras para lograr un efecto musical y poético. Otros, para conseguir mayor expresividad recurren a múltiples tropos o giros de expresión, como las metáforas y las alegorías. Otros también pretenden crear un mundo conceptual, razón por la cual optan por la exactitud en el decir y descartan todo elemento decorativo.